Entorno

Pescado y pescadores

Cala Ratjada debe su nombre a una de las capturas más populares entre los pescadores del siglo XIX: la ratjada (raya). Dos siglos después, el pequeño puerto del municipio más al noroeste de Mallorca, es una localidad con todos los servicios y una oferta gastronómica que permite al visitante disfrutar de todo lo necesario para unas vacaciones perfectas.

Calas y arenales

El Parque Natural de Llevant y sus 40 kilómetros de costa convierten el municipio en uno de los más apreciados por aquellos buscadores de calma y soledad en las playas y calas, algunas de ellas accesibles únicamente después de un largo paseo.

Una costa que, además, constituye un auténtico pulmón para Mediterráneo, ya que gran parte de sus aguas están en la Reserva Marina de Llevant. Una gran biodiversidad, praderas de posidónea y el azul turquesa de sus aguas invitan a la práctica de los deportes subacuáticos.

Además, Cala Ratjada se encuentra a 80 kilómetros de Palma, lo que la convierten en una localidad de turismo familiar y de naturaleza.

Historia centenaria

Además de los servicios e instalaciones dirigidas al disfrute de la costa, Capdepera, municipio en el que se encuentra Ses Rotges, cuenta con una magnífica oferta histórica y cultural. En ella, destaca el Castillo medieval, un recinto fortificado edificado durante el siglo XIV para que la población pudiera establecerse y defenderse de los constantes ataques piratas. Llegó a contar con hasta 125 casas en su interior y, tras diversos propietarios y actividades, pasó a la propiedad del ayuntamiento de Capdepera. En él, en el mes de mayo, se celebra el mágico Mercado Medieval.

Mallorca

Mallorca es la mayor de las Islas Baleares, un destino turístico de primer nivel en el que la montaña se une con el mar, la llanura se rodea de arenales y playas de aguas cristalinas y las ciudades se mezclan con los pequeños pueblos para ofrecer una oferta vacacional a la que no le falta de nada. Limitada al norte por la Serra de Tramuntana (patrimonio Mundial de la UNESCO), ofrece desde actividades para los amantes del turismo de naturaleza, hasta aquellas más relacionadas con las celebraciones y la vida nocturna, pasando por los deportes, la cultura y la gastronomía. En Mallorca podrás elegir el tipo de vacaciones que quieras para desconectar del ajetreado día a día.