¿QUÉ HACER EN

CALA RATJADA?

Tener su casa en Ses Rotges durante unos días es un lujo cerca del mar. Cala Ratjada es un precioso puerto de pescadores con una actividad incesante.
Justo detrás del hotel encontrará la playa de Son Moll, una playa a tres calles de distancia donde disfrutar de una playa preciosa de color aguamarina y arena blanca. Pero también tiene otras opciones de mar en la zona, pues ésta no es la única playa.

Si lo que le gusta es la náutica podrá disfrutar de salidas en velero, en catamarán. Cualquier opción es buena para disfrutar del Mediterráneo si tiene espíritu de lobo de mar. Pero también lo es si su ilusión pasa por montar a lomos de un caballo y recorrer las rutas para tener una visión diferente a la que habitualmente tienen los turistas de Mallorca.