Jabón de Alepo tradicional

 100 % Vegetal
70% aceite de oliva
20% aceite de laurel

 

Desde más de 40 siglos, este jabón se fabrica en Alepo cuidad de Mesopotamia hoy segunda cuidad de Siria.
La receta de este jabón fue traída en Europa en el siglo XI por los cruzados. De aquí viene el jabón de Marsella.

Su fabricación no ha cambiado a lo largo de los siglos. Hoy por hoy se queda un producto totalmente natural compuesto exclusivamente de aceite de oliva, de aceite de bayas de laurel, de sosa natural y agua. El porcentaje en aceite de bayas de laurel le confiere su valor y su eficacia. No contiene ningún producto de síntesis, ningún colorante, ningún perfume ni derivados de grasas animales. Es totalmente biodegradable.

Excelente para el cuidado de la cara y del cuerpo cuidará también la piel de su bebé con suavidad. Pruebe lo para el afeitado y le quedará la piel hidratada y muy suave.
El aceite de oliva suaviza, nutre y hidrata la piel. El jabón con un porcentaje de 20% o más de aceite de bayas de laurel tiene un efecto antiséptico y desinfectante. Por eso se aconseja para el acne, los eczemas, el soriasis, las pieles secas y la caspa.
El jabón de Alepo conviene para todo tipo de piel, incluso la más sensible.

Volver